Chile volvió a amargar a la Argentina de Lionel Messi y se consagró bicampeona al vencerla nuevamente por penales 4-2 en la Copa América Centenario gracias a un magistral Claudio Bravo y un fallo de la Pulga', tras igualar 0-0 en los 120 minutos.