Volvió a entrar a su casa que se incendiaba solo para recuperar el teléfono y ya no pudo salir viva